.comment-link {margin-left:.6em;}

2006/02/10

 

Control y más control

He leido este post ( Abladias de Fernando Polo: Dejar de fumar yo?)y no puedo dejar de mostrarme de acuerdo.

Creo que el debate va más allá de la ley del tabaco. Se trata de el empecinamiento que le ha entrado al estado por controlar nuestras costumbres. Lo que está bien y lo que está mal.

Todos, cuando hemos sido niños, hemos recibido las recomendaciones, prohibiciones, castigos, etc. de nuestros padres cuando hacíamos algo que no era completamente correcto (al menos desde su punto de vista).

No fumes
No bebas
Pasas demasiado tiempo delante de la tele
Otra vez con el ordenador
Pero qué horas son estas de volver a casa
Esa chica no te conviene


Pero los padres, parece que van aprendiendo a valorar tus decisiones y respetan tus acciones.
Cuando alcanzas cierta edad, te permiten fumar (si es tu decisión, aunque ellos no lo aprueben), entienden que te tomes alguna copa y se dan cuenta que esa chica que no te convenía se ha convertido en una mujer madura con un sentido común pareceido al de tu madre. Comprenden que eres tú quien decide el sacrificio que tienes que hacer para salir hasta tarde y levantarte para realizar las tareas del día (porque tú organizas tu tiempo).

Sin embargo al estado le está entrando un complejo paternalista excesivamente protector. Un problema muy serio si esto sigue así... ¿hasta dónde puede llegar?

Ha comenzado con la ley del tabaco.
Está previsto una ley parecida relativa al consumo de alcohol
¿también decidirá la persona con la que he de tener hijos?
¿el número de hijos que he de tener?
¿la hora a la que debo volver a casa (TOQUE DE QUEDA)?

Espero que se recapacite y se controle, porque si se sigue este camino, nos conducirá irremisiblemente a un estado dictatorial, sin libertad para los individuos.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?