.comment-link {margin-left:.6em;}

2005/06/30

 

El avance de la sociedad de la información en España

He leido en varios diarios on-line que la sociedad de la información en España no se consolida...

Para reflexionar sobre las causas de este estancamiento, me dedico a preguntar a mi entorno:

Además, cuento mi experiencia personal:

Contraté mi servicio con Wanadoo a través de un modem USB. Actualmente tengo varios ordenadores y llamé para que me explicaran la forma de conseguir un modem-router-wifi. Cuando consegui contactar con ellos (tengo que reconocer que han revajado el tiempo de respuesta, porque la primera vez que les llame me tuvieron en un telefono 902 durante más de 10 minutos hasta que me cogieron y luego no supieron responder a mis preguntas) me dijeron que había un boton en la pagina web, que no existia, y luego me dijeron que lo pondrían en breve... bueno, de verguenza. Tambien me explicaron que si me daba de baja y luego de alta (incluso con ellos) me quedaría sin conexión a Internet durante más de dos meses...

Con estas experiencias, a quien le puede sorprender el estancamiento...


 

El derecho a leer

Lo leí hace tiempo y me resulto de lo más interesante. Hoy, navegando lo he vuelto a encontrar y me ha vuelto ha recapacitar sobre el SW libre...

Recomiendo fuertemente su lectura, para todos.


EL DERECHO A LEER
Richard Stallman




El camino hacia Tycho comenzó para Dan Halbert en la Facultad, cuando Lissa Lenz le pidió que le dejara su computadora. La suya se había averiado, y si no se la pedía a alguien no podría terminar el proyecto semestral. Ella no se habría atrevido a pedírsela a nadie, excepto a Dan. Esto situó a Dan ante un dilema. Tenía que ayudarle, pero si le prestaba su computadora, ella podría leer sus libros. Además de poder ir a prisión durante muchos años por dejar que alguien leyese sus libros, la misma idea de hacerlo le escandalizó al principio.

Igual que a todo el mundo, le habían enseñado desde el parvulario que compartir los libros era repugnante y equivocado, algo que sólo haría un pirata. Y era muy probable que la SPA (Software Protection Authority, Autoridad para la Protección del Software) les cogiese. Dan había aprendido en su clase de Software que cada libro tenía un chivato de copyright que informaba a la Central de Licencias de quién, dónde y cuando lo leía. (Esta información se utilizaba para coger a piratas de la lectura, pero también para vender perfiles de intereses personales a comerciantes).


La próxima vez que su computadora se conectase a la red, la Central de Licencias sería informada. Él, como dueño de una computadora, podría recibir el castigo más severo, por no tomar medidas para prevenir el delito. Por supuesto, podría ser que Lissa no quisiera leer sus libros. Podría querer la computadora sólo para escribir su proyecto. Pero Dan sabía que ella era de una familia de clase media, y que a duras penas podía pagar la matrícula, y menos aún las cuotas de lectura.Puede que leer los libros de Dan fuese para ella la única forma de terminar los estudios. Sabía lo que era eso: él mismo había tenido que pedir un préstamo para poder pagar los artículos de investigación que leía. (El 10% de los ingresos por ese concepto iba a parar a los investigadores que habían escrito los artículos. Como Dan pretendía dedicarse a la investigación, tenía esperanzas de que algún día sus propios artículos, si eran citados frecuentemente, le proporcionarían el dinero necesario para pagar el préstamo).

Más tarde Dan supo que había habido un tiempo en el que cualquiera podía ir a una biblioteca y leer artículos de revistas especializadas, e incluso libros, sin tener que pagar. Había estudiantes independientes que leían miles de páginas sin tener becas de biblioteca del Gobierno. Pero en los años noventa tanto los editores de revistas sin ánimo de lucro como los comerciales habían comenzado a cobrar cuotas por el acceso a sus publicaciones. Hacia el año 2047 las bibliotecas que ofrecían acceso libre a la literatura académica eran un recuerdo lejano. Naturalmente había formas de engañar a la SPA y a la Central de Licencias. Eran, por supuesto, ilegales. Dan había tenido un compañero en la clase de Software, Frank Martucci, que había conseguido una herramienta ilegal de depuración, y la había utilizado para saltarse el código del chivato de copyright cuando leía libros. Pero se lo había contado a demasiados amigos, y uno de ellos le delató a la SPA para obtener una recompensa (los estudiantes muy endeudados eran fácilmente tentados por la traición).

En 2047 Frank estaba en la cárcel, no por practicar la piratería de la lectura, sino por poseer un depurador. Dan supo más tarde que hubo un tiempo en el que cualquiera podía poseer herramientas de depuración. Incluso había herramientas de depuración libres, disponibles en CD, o en la red. Pero los usuarios normales comenzaron a utilizarlas para saltarse los chivatos de copyright, y llegó un momento en que un juez estimó que éste se había convertido en el principal uso de los depuradores. Esto provocó que pasasen a ser ilegales, y se encarcelara a quienes los desarrollaban. Naturalmente, los programadores aún necesitaban herramientas de depuración, pero en el año 2047 los vendedores de depuradores sólo distribuían copias numeradas, y sólo a programadores con licencia oficial, y que hubiesen depositado la fianza preceptiva para cubrir posibles responsabilidades penales. El depurador que utilizó Dan en la clase de software estaba detrás de un cortafuegos especial para que sólo lo pudiese utilizar en los ejercicios de clase. También era posible saltarse los chivatos de copyright si se instalaba un kernel modificado. Más adelante, Dan supo que habían existido kernels libres, incluso sistemas operativos completos libres, hacia el fin del siglo anterior. Pero no sólo eran ilegales, como los depuradores, sino que no se podían instalar sin saber la contraseña del superusuario del sistema. Y ni el FBI ni el Servicio de Atención de Microsoft iban a decírtela.

Dan acabó por concluir que no podía dejarle la computadora a Lissa. Pero tampoco podía negarse a ayudarle, porque estaba enamorado de ella. Le encantaba hablar con ella. Y el que le hubiera escogido a él para pedir ayuda podía significar que ella también le quería. Dan resolvió el dilema haciendo algo aún más inimaginable: le dejó la computadora, y le dijo su contraseña. De esta forma, si Lissa leía sus libros, la Central de Licencias creería que era él quién los estaba leyendo. Aunque era un delito, la SPA no podría detectarlo automáticamente. Sólo se darían cuenta si Lissa se lo decía. Por supuesto, si la Facultad supiese alguna vez que le había dicho a Lissa su propia contraseña, sería el final para ambos como estudiantes, independientemente de para qué la hubiese utilizado ella. La política de la Facultad era que cualquier interferencia con los medios que se usaban para realizar seguimientos del uso de las computadoras por parte de los estudiantes era motivo suficiente para tomar medidas disciplinarias. No importaba si se había causado algún daño: la ofensa consistía en haber dificultado el seguimiento por parte de los administradores. Asumían que esto significaba que estabas haciendo alguna otra cosa prohibida y no necesitaban saber qué era. Los estudiantes no solían ser expulsados por eso. Al menos no directamente. Se les prohibía el acceso al sistema de computadoras de la Facultad, por lo que inevitablemente suspendían todas la asignaturas. Posteriormente Dan supo que este tipo de política universitaria comenzó en la década de los ochenta del siglo pasado cuando los estudiantes universitarios empezaron a utilizar masivamente las computadoras. Anteriormente, las Universidades mantenían una política disciplinaria diferente: castigaban las actividades que eran dañinas, no aquéllas que eran simplemente sospechosas.

Lissa no delató a Dan a la SPA. La decisión de Dan de ayudarle les condujo al matrimonio, y también a cuestionarse las enseñanzas que habían recibido de pequeños sobre la piratería. La pareja comenzó a leer sobre la historia del Copyright, sobre la Unión Soviética y sus restricciones para copiar, e incluso la Constitución original de los Estados Unidos. Se trasladaron a Luna City, donde encontraron a otros que también se habían apartado del largo brazo de la SPA. Cuando la sublevación de Tycho comenzó en 2062, el derecho universal a la lectura se convirtió en uno de sus objetivos principales.


Copyright 1 996 Richard Stallman.
Se permite la copia literal siempre que se incluya esta nota. Este artículo apareció en el número de febrero de 1.997 de Communications of the ACM (volumen 40 numero 2).

2005/06/28

 

censura a la AI

He leido en El Navegante de El Mundo "La AI, condenada a pagar 36.000 euros a la SGAE y a 'Teddy' Bautista por insultos", (http://www.elmundo.es/navegante/2005/06/28
/esociedad/1119974592.html),

En el artículo, da la impresión que el motivo de la condena a la AI es que la página estaba alojada en sus servidores. Si esto es así, se está sentando un precedente muy serio, ya que si se condena a los proveedores de servicios por los contenidos que cuelgan allí terceros, estos se verán obligados a realizar una censura previa de dichos contenidos, para evitar problemas legales.

Esto provocará una censura a Internet, que creo que nadie deseamos...

2005/06/27

 

¿Quién impulsa las nuevas tecnologias?

Leo en LibertadDigital.com: "Los más jóvenes contribuyen a la adopción de las nuevas tecnologías en los hogares españoles" (http://www.libertaddigital.com/noticias
/noticia_1276254947.html). En dicho artículo se expone que los hogares en los que hay gente joven utilizan más las nuevas tecnologias y por tanto los jovenes son el motor de las mismas.

Pues claro!!

Los jovenes, siempre han sido el motor de lo nuevo.

 

Siempre conectados?

Leo en el blog de Enrique Dans un interesante post sobre la posibilidad de estar siempre conectados a través del telefono móvil (http://haloscan.com/tb/edans/111986417527951376).

En este post, ED plantea la posibiilidad de estar siempre conectado a través del telefono móvil con otra persona. Explica que esto hace que se pueda vivir dos vidas a la vez (la tuya y la de otra persona con la que estás conectado).

La primera impresión es de envidia, pero recapacitando un poco me da un poco de grima. Es el control absoluto, el mero hecho de vivir la vida de otra persona (hasta en los más intimos detalles) y la posibilidad de que otra persona viva la mia me da miedo. Es un Gran Hermano doméstico.

En el post, ED confunde la posibilidad de estar siempre conectado (basta con tener el teléfono encendido) con estar siempre "conversando". El cambio es sustancial. Es como si a través de un cliente de mensajeria instantanea tuvieramos siempre compartido el escritorio... nada de intimidad, permantentemente hay una persona que sabe lo que estás haciendo... lo que estás leyendo, lo que estás escribiendo... No hay que confundir el siempre conectado (mi cliente MSN Messenger se levanta en cuanto hago login) ha estar siempre en conversación.


Bueno, independientemente de esta posiblilidad, lo que si "envidio" es la posibilidad de hacerlo. Os imaginais en españa la posiblidad de hablar sin preocuparte del coste... Quien sabe quizá en el 3276....

2005/06/26

 

Educación: Es necesario cambiar los métodos

Estoy preparando una mudanza, he hecho limpieza en casa y han aparecido mis apuntes de cuando estaba en la escuela. Dentro de una caja de la TV que compraron mis padres. No se muy bien el motivo, quizá la nostalgia..., el caso es que he abierto la caja y han aparecido algunos de mis trabajos de cuando estaba en el colegio (aquellos tiempo de la EGB).

El trabajo, que aparecida cuidadosamente guardado en la caja de TV, trataba de la constitución española y era de 6º de EGB (por aquel entonces la constitución española era algo que nuestros mayores valoraban. Ahora, que somos nosotros los mayores, parece que no le damos tanto valor). El caso es que cuando he visto, los recortes de periodicos pegados en la cartulina, ese título que dibujé con rotuladores de colores, me ha venido a la mente cómo lo hice: buscando información en la enciclopedia de una vecina (en casa no teníamos enciclopedia), pidiendo periodicos viejos en los bares para poder conseguir fotos que pegar, y la ayuda de mis padres explicandome un poco, el motivo por el que incluir la foto de un tal "suarez"... No recuerdo muy bien el tiempo que me supuso hacer esa tarea, pero recuerdo que para mi fué un esfuerzo bastante importante por aquellos años. Fue un trabajo con el que aprendí bastante.

Ahora las cosas han cambiado:


La alternativa es que se bajen de internet un trabajo ya hecho y que le cambien el nombre.

Toda esta introducción tiene como objetivo basicamente exponer la necesidad de cambiar los métodos de educación. No se puede educar en la actualidad con los métodos de hace 25 años ya que afortunadamente el acceso a la información ahora es más fácil que nunca.

Ante esta situación, se hace necesario realizar una revisión de los métodos educativos, realizar un reciclaje de profesores.

El sistema educativo debe formar en los nuevos métodos.

Las nuevas tecnologias son herramientas que se deben incorporar, en la educación, com una regla en el dibujo, o un diccionario en Lengua y Litieratura...

2005/06/25

 

Presentación

Finalmente me he decidido a crear un blog...

La verdad es que siempre me ha gustado leer las cartas al director en los periodicos. La opinión de la gente común (que dice las cosas como las siente, sin un estilo periodistico definido, sin tener que seguir la línea editorial de los periodicos, sin tenerse que plegar a intereses de un determinado grupo mediatico) es la parte que más me gusta de los periodicos tradicionales. El problema de esa sección (cartas al director) es que para que se publique una carta, esta ha tenido que ser previamente filtrada por el medio, que decide qué cartas se publican y cuales no.

Gracias a la tecnología se ha dado un paso más en la libertad de expresión. Con la aparición de los blogs, cualquier persona pude expresar su opinión con total libertad en la red (que la lea la gente ya es otro tema, para el que tb hay libertad, si quieres la lees y si no, pues no), sin intervención, por el momento, de nadie. Nadie te filtra los contenidos. Nadie te dice que te adaptes a su línea editorial, ni nada.

El caso es que dado mi gusto por conocer la opinión del pueblo, y a poder sersin adulterar, hace tiempo que comencé a leer blogs de diversa indole, especialmente tecnológicos... hasta que un un día tras leer una "frase celebre" (para escribir sólo se necesitan dos cosas: tener algo que decir y ganas de decirlo) me he decidido a escribir uno y espero continua haciendo con regularidad.

A partir de aquí, todo el mundo puede leerlo (si quiere) y comentarlo (dando sus opiniones buenas o malas, aunque eso sí, espero que sean constructivas).

Un saludo y bienvenidos a mi blog.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?